La mujer de la llamada.

La mujer de la llamada.

Amanece y abro el baúl de los colores para vestirme de impresión

es nuevo día y coloco los pétalos en el lugar justo

de cada parte de mi cuerpo,

lista para iniciar el festival diario.

Enciendo la música jacarandosa del ejercicio matutino.

Mi bolso de flores combina con zapatos alados

y soy por un momento la ninfa de los deseos.

Veo en el espejo la dicha de mujer en plenitud.

Abro el balcón de la calle para regar geranios:

la cámara del vecino sigue los movimientos.

Salgo a la banqueta:  segunda vuelta del vehículo

Blanco, vidrios oscuros, sin números.

Cierro la puerta de casa: acaban de macarla con un símbolo.

Regreso, olvidé el celular: hay un hombre extraño en la esquina,

el perro del vecino ladra y me acompaña.

Tomo el aparato: una llamada de un número desconocido.

Investigo el signo de la marca: casa con mujer soltera, adulta.

Cierro el balcón, quito macetas, intento tapar la marca,

me visto de negro,

vacío el bolso de las ilusiones,

tiro los pétalos de las rosas a la basura,

coloco cortinas oscuras. Cubro espejos.

Bloqueo llamadas, borro imágenes del tiempo,

guardo silencio, me quedo en casa,

apago la luz.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s