Bienvenida

hiele-las-flores-50819043

Te miro con la distancia exaltada,

tiene sentido

acudir a la cita extraordinaria

fuera de tiempos y rutinas.

 

Descontaminarme del mundo

al conectarme con la mirada.

 

Sentirme en vida,

¿Dónde estabas ayer,

cuando la tarde caía sobre mis hombros,

las palabras me faltaron,

brazos se quedaron vacíos

y la sombra del íncubo rondaba?

 

No me odies por el desorden tecnológico,

destrozar vida de mensajes que no ves

y desesperanza

de no enlazar el hilo a ideas,

o distracciones del vehículo sin fuego.

 

Tus secretos, me los pego

a esta piel de víbora que muda

y luego ni yo los reconozco.

 

¿Dónde estabas ayer,

cuando subí y rodé por la colina?

 

Por eso, al darnos labios en la despedida,

está tu lengua ajena dentro

rozando mis manos

entre piernas y tu espalda.

 

Insistente llegas a mi seno,

y sí, solo fue una despedida,

de la noche, de nosotros,

como festival de carnavales.

 

Besos enlazados de adiós,

cuerpos nos tomaron desprevenidos

y nos venimos dentro

y fuera de nuestras murallas.

 

Miembros, autos, casas, cobijas,

olvidan la memoria, el tiempo, fuego,

frío soledad de la tristeza.

 

Anoche,

en la despedida

pasaron cinco horas de bienvenida.

 

¿Qué succionaste por tu lengua exploradora

(además de los adentros)?

¿A dónde me mandaste a volar?

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s